Archive | enero, 2013

¿Nos vamos de “Brunch”?

30 Ene

Desde hace poco años ha entrado con fuerza en España la moda del “brunch”, algo que en la cultura anglosajona no es nuevo y lleva mucho tiempo esa costumbre de comer a media mañana (cerca del mediodía) un buen desayuno con prodChistorra envuelta en kataifiuctos muy variados que combinan lo que solemos tomar a primera hora de la mañana con alimentos típicos del almuerzo.

La palabra “brunch” viene de la mezcla entre “breakfast” (desayuno) y “lunch” (almuerzo), dando lugar a este divertido vocablo.

En Canarias quizás ha llegado esta práctica un poco más tarde que al resto de la península, como suele ser habitual, aunque ha entrado con fuerza y en varias islas ya se puede disfrutar los fines de semana de un riquísimo “brunch” elaborado con productos de primera calidad.

Rollitos de pizza al pesto con tomateEl pasado fin de semana probé  el menú que ofrece cada fin de semana (los domingos de 11 a 15 horas) el Gastrobar MNH Armando Saldanha, situado en el centro de Santa Cruz de Tenerife y que dirige el premiado Armando Saldanha. Este chef ha sido el flamante ganador del séptimo concurso de cocina creativa en Madrid Fusión con su original “Huevo Dalí”, un plato que elaboró a base de nata, mozzarella, panceta, speck, parmesano y que está inspirado en el cuadro de Dalí “Amanecer”.

El menú del “brunch”  en el Gastrobar cambia una vez al mes y en este último domingo de enero tenía como platos:

  • Chistorra envuelta en kataifi con guacamole.
  • Rollitos de pizza al pesto con tomate seco y mozzarella.
  • Torta de pollo con sake y lima.
  • Croquette Monsieur.
  • Coulant de chocolate negro.

Fuera del menú también contaban con una selección de panes dulces, almogrote, sobrasada y ratonera de quesos.

Para beber: zumo natural de naranja o copa de cava y para terminar café o té.

Coulant de chocolatePrecio: 10 euros más Igic.

La elaboración de cada uno de los platos era muy atractiva y la calidad de los productos se notaba en el paladar. Sin embargo me desilusionó  la “Croquette Monsieur”, que me pareció un simple pan de sándwich con corteza y sobre el que colocaron jamón y gratinaron con queso al horno. El nombre me sugería algo diferente y con más elegancia.

De resto el “bruch” valió la pena, sobre todo por el idílico lugar, el patio central del Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz, un sitio único donde puedes desconectar de la rutina diaria y tomarte tranquilamente un desayuno-almuerzo delicioso hojeando la prensa del día.

Para que toméis nota aquí les dejo otros “brunchs” muy recomendables en Tenerife: Pueblochico (La Orotava), Restaurante Los Menceyes (Hotel Mencey, Santa Cruz de Tenerife), Mesón el Monasterio (Los Realejos), Hotel Playa Flor (Arona), Hotel Contemporáneo (Santa Cruz de Tenerife), Café Melita (Bajamar, La Laguna y Santa Cruz). ¡Buen provecho!

Un aula de experiencias gastronómicas

14 Ene

A principios de este mes de enero tuve la suerte de asistir al curso de “Roscón de Reyes” celebrado en el Aula de Cocina del Hotel Mencey en Santa Cruz de Tenerife.Juan Carlos con las manos en la masa

Tenía muchas ganas de conocer el aula, ya que desde hace algún tiempo se desarrollan allí interesantes talleres de todo tipo: postres, cocina de cuchara, huevos, cocina asiática,… Como bien explican en su web, el Aula es un espacio para profundizar en los conocimientos gastronómicos y disfrutar de nuevas experiencias, algo que sin duda consiguen con cada clase.

Juan Carlos Clemente es el responsable gastronómico del Hotel Mencey y del Aula de Cocina, además de ser el asesor gastronómico de los hoteles Iberostar en Canarias y el que con una didáctica impecable imparte los diferentes cursos y talleres. Durante la tarde me explicó que la idea de montar el aula surgió del actual director del hotel santacrucero y de él, que plantearon a la dirección de Iberostar el proyecto para que pudiera salir adelante.¡Manos a la obra!

A los cursos y talleres acude un público variado (amas de casa, aficionados a la cocina y algún que otro cocinero profesional), eso sí, sobre todo mujeres y entre un 40% y 50% de gente repetidora, algo que me quedó patente durante la tarde ya que quien lo prueba siempre se queda con “ganas de más”. “Los cursos van dirigidos a público amateur y empleo un lenguaje sencillo que pueda entender todo el mundo, además, también ayuda que las plazas sean limitadas (14 ó 15 alumnos como máximo), ya que es más fácil trabajar con grupos pequeños”, apostilla Juan Carlos.

Para este 2013 Juan Carlos Clemente y Cristina Hernández (Responsable de Comunicación y del Aula de Cocina del Hotel Mencey) destacaron que quieren cambiar un poco la dinámica de los talleres para captar nueva gente, realizando cursos específicos para atraer a todos los que aún no han visitado el Aula de Cocina.

Durante mi visita me sorprendió la exquisita preparación de la mesa rectangular en la que trabajamos, donde no faltó nuestra tabla para amasar la masa del roscón, la corona, el rey, el haba ni una buena copa de vino dulce con el que brindamos (comiendo un buen trozó de roscón) para que en este nuevo año 2013 se cumplan todos nuestros deseos. Aprovecho ese brindis para desearles a todos los amigos y amigas de Buchitos Gastronómicos que este nuevo año que comienza sea un poco mejor que el anterior y que no falte nunca una sonrisa acompañada con un buen vino canario en familia.Resultado final

Receta del Roscón:

Ingredientes

430 gramos de harina fuerte

20 gramos de mantequilla

65 gramos de azúcar

20 gramos de levadura química

70 gramos de azúcar invertido o miel

15 gramos de levadura fresca

150 gramos de huevos

130 gramos de agua (con la piel de naranja y limón)

una pizca de sal

Preparación

Mezclamos el agua (que ya estará aromatizada con la naranja y limón) con la sal, y añadimos todos los ingredientes restantes dejando para el final la levadura. Amasamos durante 20 minutos. Nos quedará una masa de unos 600 gramos de peso que tendremos que dejar fermentar un par de horas. Por último la horneamos a unos 180 grados durante unos 20 minutos. Si quieremos podemos “pintar” el roscón con una brocha de huevo batido para darle un mejor color. Una vez frío podemos adornarlo y comerlo sólo o partirlo a la mitad y rellenarlo con nata, trufa, crema pastelera, cabello de ángel,…