Mermelada de higos

14 Ago

El verano es la época de los higos y en Canarias tenemos la suerte de disponer de gran variedad: bien sean los higos picos (tunos o chumbos) o las brevas. Por eso es un buen momento para hacer una rica mermelada de estas últimas. Podemos acompañar con ella un rico queso canario o untarla con pan para comenzar la mañana. Por la cantidad de azúcar que contiene Higos (imangen Infojardín)nos puede durar más de un mes en la nevera y si además la esterilizamos su duración será de meses.

Ingredientes:

  • 1 Kilo de higos limpios y pelados
  • 500 gramos de azúcar
  • 300 ml de agua
  • el zumo de medio limón

Elaboración:

Una vez pelados los higos hay que pesarlos y asegurarnos de que el azúcar que añadamos sea la mitad del peso de los higos.

En un cazo colocamos los higos con el agua (que tape la mitad de los higos) y cocemos durante unos 15 minutos a fuego medio. Removemos de vez en cuando.

Luego añadimos el azúcar y el jugo de medio limón para ayudar a la meMermelada higos (menorcana.com)jor cocción de los higos. Dejamos enel fuego hasta que espese y vamos removiendo de vez en cuando, aprovechando también para quitar las pepitas que van soltando los higos (durante unos 20 minutos).

Por último ponemos la mezcla en botes de cristal y los dejamos enfriar. ¡Qué aproveche!

Los vinos del verano

9 Ago

Aunque ya está bien adentrado el verano, en Canarias podemos presumir de vivir casi en una eterna estación estival. Pero estos meses donde el calor aprieta algo más he querido escribir este pequeño reportaje sobre cómo refrescarse con un vino bien fresquito.La madera y el vino

En verano pese a que muchos deciden ser “infieles” al vino bebiendo cerveza o refrescos, también es buen momento para seguir disfrutando de un buen caldo, ya sea blanco, rosado (ideal para aperitivo), vino espumoso e incluso un tinto joven. Este último se recomienda más en las épocas estivales para tomar a última hora de la tarde o por la noche. Lo que sí es importante, sobre todo si salimos a comer fuera, es que esté a una temperatura adecuada, no sólo a la hora de servirlo, sino durante la comida. Para ello podemos pedir una cubitera con hielo y agua, esto bastará para que se mantenga fresco.Uva blanco recién vendimiada, Bodegas El Grifo, Lanzarote

Aunque no podemos decir que haya un solo vino “del verano” lo cierto es que los preferidos en la época estival son los blancos y rosados, ya que acompañan perfectamente a platos ligeros, pescados y ensaladas. Para el blanco la temperatura oscilará entre los 7º y los 10º, no más frío para que no pierda aroma ni sabor. El rosado se servirá a una temperatura similar. Eso sí, para que no se nos caliente en la copa a la hora de servir no debemos llenarla demasiado. Para los amantes de los espumosos, como el cava, la temperatura ideal es entre 6º y 8º.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de tomar un vino es que no debe usarse la nevera (excepto las cavas que regulan la temperatura adecuadamente) para enfriar el vino. Es mejor poner la botella en un recipiente con agua y hielo e ir “catando” hasta obtener la temperatura adecuada.

En Canarias dentro de las once denominaciones de origen (cinco de Tenerife, una en Gran Canaria, La Gomera, El Hierro, La Palma, Lanzarote y la Denominación de Origen Protegida “Islas Canarias”), podemos encontrar una variedad de exquisitos vinos para el verano. Indangando en cada una de las Vino blancodenominaciones e indicación geográfica que existen en Canarias encontraremos una gran variedad de caldos perfectos para estas fechas. Por nombrar solo algunos de los que he probado y recomiendo: rosado afrutado Flor de Chasna (Bodega Comarcal Cumbres de Abona-Abona), rosado afrutado Amor (Vega Las Cañas-Güimar), blanco afrutado y seco Ferrera (Ferrera-Güimar), blanco afrutado y seco El Borujo ( Bodega El Borujo), blanco seco Matias i Torres Albillo 2011 (Matias i Torres-La Palma), Caldera Blanco Seco 2012 (Hoyos de Bandama-Gran Canaria) y Grifo Malvasía Seco Colección 2012 (El Grifo-Lanzarote) entre otros muy buenos vinos que tenemos en las Islas.

Como han podido comprobar, no hace falta irse muy lejos para disfrutar de un buen vino en verano, sólo se necesitan unas copas, el vino elegido y una buena compañía. ¡Feliz verano!

El poder de las barricas en el vino

1 Jul

Muchos de los vinos que tomamos de forma habitual desprenden aromas a vainilla, tostado, torrefacto, café, especias,…. característicos de su paso por madera. Pero, ¿qué hace, además de ciertos matices y fragancias, la madera de la barrica a un vino?

Barricas de robleUna barrica, cuba o tonel es un recipiente de madera usado para la crianza del vino, aunque en un principio no se inventó para esto sino para transportar productos líquidos. Su forma cilíndrica ayudaba al transporte para ser movidas rodando. Inventadas por los celtas, antes se fabricaban de la madera más abundante en el lugar de producción (castaño, pino, fresno, acacia, cerezo,…) pero hoy en día se hacen casi en su totalidad de madera de roble (francés y americano, principalmente).

La principal aportación que ofrecen las barricas al vino es el control de la microoxigenación gracias al oxígeno que se filtra a través de los poros de la madera suavizando los taninos del vino. Además la madera aporta aromas, sabores y colores que enriquecen los caldos.

Una vez elegida la madera y seleccionado el bosque de procedencia, debemos preguntarnos qué tostado queremos en la barrica: uno ligero, medio o intenso. Esto tiene como fin la formación de sustancias que le dan al vino olores y sabores que perfeccionan los aportados por la madera seca. Sea como fuera, lo que está claro, bajo mi punto de vista, es que la barrica no puLa madera y el vinoede estar por encima de la fruta presente en un vino ni impedir la expresión de la variedad o sepultar el terruño de donde procede. Los consumidores tendemos cada vez más a elegir vinos diferentes y únicos que reflejen las peculiaridades que aportan la zona y la variedad.

En Canarias son cada vez más las bodegas que apuestan por esta filosofía de no seguir unos patrones fijos, sino que dependan de la cosecha, de las diferentes parcelas, de las viñas, condiciones climáticas,… todo esto hará que el bodeguero valore el tipo de barrica a emplear (su capacidad, madera, tostado), si quiere un tonel nuevo o con uso, el tiempo que dejará el vino en crianza,… Nada está sujeto a unas reglas, ya que el vino es un “ser vivo” que va cambiando desde su elaboración hasta el momento en el que es bebido.

Para terminar les dejo este frase de Xavier Ausàs, director del departamento técnico de Vega – Sicilia, que señala que “la barrica es como la sal del entrecot. ¿Cuál es la función de la sal? Elevar el potencial gustativo del entrecot pero siempre en su justa medida. Si te pasas de cantidad de sal puedes destrozar la calidad de la carne. Esto mismo pasa con el vino. En España nos hemos excedido con la sal. Y en el exceso suele estar la aberración”, señaló hace unos meses en una conocida publicación.

III Premios de la Academia de Gastronomía de Tenerife

24 Jun

Esta pasada sCarlos Gamonol, Carlos Sánchez y Francisco Releaemana se entregaron en el patio central del Museo de la Naturaleza y el Hombre de la capital tinerfeña los III Premios de la Academia de Gastronomía de Santa Cruz de Tenerife. Unos galardones que cada año adquieren más prestigio dentro de la isla.

Los premiados en esta ocasión fueron el Restaurante japonés Kazan; Carlos Gamonal por su trayectoria profesional y un reconocimiento especial a los anteriores presidentes de la Academia: Roberto Ucelay y Luis Losada.

Durante el acto estuvieron presentes tanto el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, como el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior y el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, que agasajaron a los premiados y a los que ya no estaban presentes, destacando además la extraordinaria labor que realizan los premiados y la Academia de Gastronomía en la cultura de nuestro territorio.Carlos Gamonal, uno de los premiados

Cada uno de los galardonados agradeció su trofeo a la familia, empleados y demás personas que les han apoyado en su andadura, pero quizás el más emotivo y elocuente fue el discurso de Carlos Gamonal. El prestigioso restaurador, primer chef en conseguir una Estrella Michelín en Canarias, hizo un recorrido contando cómo era el día a día en su restaurante. Durante sus 45 años de trayectoria profesional comentó que todo en la vida se consigue con esfuerzo y pasión por lo que uno hace y aunque cueste a la hora de escuchar “oído – cocina” todo se ve recompensado.

Finalmente Gamonal dedicó también el premio a sus hijos, en especial a los tres que se dedican a la cocina (Carlos, Lucas y Priscila) siguiendo sus pasos pero imprimiendo en cada uno de sus proyectos su propia marca personal.Los premiados con las autoridades

Una vez terminada la entrega de premios el Gastrobar de Armando Saldahna sirvió un exquisito cóctel en el bello patio del museo donde los galardonados,  con sus familias, amigos, políticos y medios de comunicación charlaron de forma distendida en un ambiente muy cordial.

Los objetivos de la Academia de Gastronomía de Santa Cruz de Tenerife son de carácter social, cultural, científico, educativo e histórico, en beneficio de la investigación, mejora y difusión de la gastronomía, la alimentación y el bienestar de las personas, la salud pública e individual, del mantenimiento y transmisión de las tradiciones populares y de la mejora de quienes intervienen en la actividad.

En busca del oro líquido por Las Cañadas

13 Jun

Cada día los vinos y quesos canarios adquieren más reconocimientos dentro y fuera de nuestro territorio pero quizás uno de los productos más olvidados o al que no le damos el valor que se merece es la miel.La técnico se dispone a extraer un panal

La pasada semana tuve la ocasión de hacer una ruta muy especial organizada por Tenerife Rural y la Casa de la Miel que me condujo a través de uno de los senderos del Parque Nacional de las Cañadas del Teide, en Tenerife. Bajo el nombre de “El Teide a vista de abeja” conocí de cerca el trabajo de miles y miles de abejas que ayudan a la polinización de las plantas y que nos dejan un rico manjar único en Tenerife: la miel de cumbre.

Iniciamos la salida desde el mirador “El Corral del Niño” y a partir de allí continuamos unos cuatro kilómetros acompañados por dos guías del Parque Nacional que durante el trayecto nos fueron explicando las maravillas que nos ofrece el paraje de El Teide para que tuviéramos conciencia de la importancia de su conservación, destacando aspectos importantes dentro de este ecosistema único y tan vulnerable.

La Fundación Tenerife RUno de los panalesural y la Casa de la Miel llevan a cabo esta ruta guiada hacia las colmenas de la zona desde hace cuatro años. Sus principales objetivos son dar a conocer las peculiaridades de la miel que se produce en la cumbre y acercar el trabajo de los apicultores a los visitantes para ponerlo en valor.

El punto de encuentro con los apicultores de la zona fue, sin duda, el más esperado, ya que perfectamente protegidos para evitar las picaduras nos dispusimos a observar el trabajo de las abejas junto con el apicultor Anastasio González y Zoa Hernández, técnico de la Casa de la miel. Juntos nos explicaron que alrededor de unos cien apicultores tienen colmenas en la El apicultor nos ofrece la degustación de la mielzona a unos 2.200 metros de altitud, produciendo una miel obtenida de una o varias flores, en especial de la valorada retama que aunque este año no ha tenido mucha floración porque ha nevado muy poco aún así se apreciaba el suave aroma que desprenden las flores de la planta.

Escuchando atentamente las explicaciones y sin perder detalle de cómo Anastasio y Zoa sacaban los panales, las más de 30 personas que disfrutaron de la ruta fotografiaban a las pequeñas trabajadoras que, pese a la intromisión en su labor diaria, se mostraron tranquilas durante la visita y nos permitieron satisfacer toda nuestra curiosidad.

Para terminar la expedición y antes de la vuelta a casa, los apicultores extrajeron uno de los panales del que probamos directamente la rica miel de color claro y traEl grupo perfectamente protegidonsparente, con muy buen sabor y en su punto de dulzor, perfecto  para endulzar bebidas y postres.

Sin duda una experiencia única con la que comprobé el duro trabajo no sólo de las abejas, sino de los apicultores que cuidan y miman sus colmenas para obtener el preciado líquido dorado.

Los tintos de Tenerife a concurso en La Orotava

10 Jun

Aunque a simple vista parezca muy divertido y entretenido lo cierto es que cualquier concurso de vinos conlleva un gran trabajo antes, durante y después del evento, tanto por parte de los catadores como de los organizadores.Catadores y público durante el concurso

El Concurso de Vinos Villa de La Orotava celebrado este pasado día 6 de junio (día de la Infraoctava de Corpus Christi) en los salones del Liceo de Taoro cumple este año su XXX edición. He tenido el placer de estar presente en la fase de concurso mientras los más de 20 catadores, entre las que se encontraban dos mujeres, se esmeraban durante toda la mañana para tener sus sentidos al 100% y valorar las cualidades de los vinoUna de las alfombrass presentados.

Los caldos a concurso de una treintena de bodegas debían de ser todos tintos con Denominación de Origen. Estos se separaron en varias categorías dentro de concurso: tintos  de maceración carbónica; tintos jóvenes (sin barrica); tintos nobles (con paso por barrica) y tintos dulces. Además, el concurso conserva sus raíces y la razón de su existencia ya que, de forma paralela, también hay una selección de los mejores vinos “a granel” de La Orotava.

Uno de los catadores José Hilario durante la catadel concurso, José Hilario Díaz Afonso, que lleva varios años participando en el certamen señaló que en esta edición el nivel de los vinos tintos con paso con barrica era excelente, “me está costando muchísimo poner cada una de las puntuaciones a estos vinos, ya que todos tienen una calidad sobresaliente”, señaló Afonso. Asimismo comentó que “es quizás el concurso de vinos mejor organizado, donde se cuida hasta el último detalle, esto es algo que se agradece mucho”, apostilló el catador.

El Concurso de Vinos Villa de La Orotava nació en junio de 1984, fruto del esfuerzo y la inquietud de algunos técnicos en agricultura por mejorar la calidad de los caldos del Valle de La Orotava. En una primera etapa hasta 1994 participaron cerca de un centenar de muestras de vinos a granel de los distintos cosecheros-bodegueros del término municipal de la Villa y los catadores eran un grupo de conocidos “bebedores” con cierto prestigio dentro del pueblo, sin conocimientos técnicos pero, sin embargo, perfectos conocedores de los vinos de La Orotava.

Sin duda, un concurso que cada año reúne los mejores vinos tintos de Tenerife y que se afana por mejorar y ser un certamen de referencia, no sólo en Tenerife sino en el resto del archipiélago con el objetivo de convertir los caldos tintos canarios en joyas de la viticultura.

 Vinos Premiados en la XXX Edición del Concurso de Vinos Villa de la Orotava

Categoría: Tintos Maceración Carbónica

1º   Presas de Ocampo. Bodega Presas de Ocampo.  D.O. Tacoronte- Acentejo.

2º   Arautava Kryos. Bodegas  El Penitente. D.O. Valle de La Orotava.Entrega de premios (foto Miguel Febles).

Categoría: Tintos jóvenes

1º  Los Quemados. Bodegas Reverón. D.O. Abona.

2º  Tágara. Bodegas Insulares de Tenerife. D.O. Ycoden-Daute-Isora.

3º  Tanganillo. Bodegas El Penitente. D.O. Valle de La Orotava.

Categoría: Tintos Nobles ( tintos con barrica)

1º  CAN. Bodegas Tajinaste. D.O. Valle de La Orotava.

2º  Flor de Chasna. Bodega Cumbres de Abona. D.O. Abona.

3º  Contiempo Tinto Barrica. Bodega Arca de Vitis. D.O. Valle de Guímar.

Categoría: Tintos Dulces

1º  Humboldt. Bodegas Insulares de Tenerife. D.O. Tacoronte-Acentejo.

2º  Pagos de Reverón. Bodegas Reverón. D.O. Abona.

Categoría: Cosecheros Tradicionales de La Orotava

1º  José Ángel Celorrio Dorta.

2º  Bernardino Hernández Trujillo.

3º  Felipe González García.

La Orotava, tierra de vinos

3 Jun

portada libroLos amantes y aficionados al mundo vitivinícola de Tenerife cuentan desde hace pocas semanas con una obra de consulta e historia imprescindible para conocer las peculiaridades de las vides y el vino del Valle de La Orotava,  donde nos muestran el ayer y el hoy de uno de los cultivos más importantes de las fértiles tierras de La Orotava.

La presentación del libro “La Viña y el Vino en el Valle de La Orotava” tuvo lugar el pasado día 28 de mayo en la Sociedad Liceo de Taoro, que ha contribuido en el desarrollo cultural del archipiélago y ha editado este documento excepcional dedicado al mundo del vino y el cultivo de la viña. Además ha contado con dos editores de lujo, D. Juan Enrique De Luis Bravo y D. Miguel Francisco Febles Ramírez, el primero enólogo natural de La Orotava y con una amplia trayectoria profesional siempre unida al mundo del vino, y el segundo geógrafo que desde hace 15 años ha dirigido y coordinado trabajos en el campo del medio ambiente y del territorio, así como diversos proyectos de comunicación relacionados con el sector vitivinícola.

En la obra de más de 150 páginas se hace una aproximación desde distintos puntos de vista: histórico, geográfico, filosófico y cultural para conocer más de cerca la historia de la viña y el vino en el Valle. También se muestra una breve historia sobre la Sociedad Liceo de Taoro y se han recopilado los premiados en las veintinueve ediciones del Concurso de Vinos Villa de La Orotava, además de contar con referencia de bodegas y vinotecas del Valle de La Orotava.Cultivo de la viña en cordón trenzado.

Un libro que pretende divulgar las peculiaridades del viñedo y el vino del Valle de La Orotava, redactado de una manera sencilla pero rigurosa, donde el lector podrá conocer mediante una recorrido ameno y didáctico la historia de la viña en la zona, además de las carecterísticas sociales y económicas, paisajísticas, etnográficas, enológicas y territoriales unidas al cultivo de la vid.

Tradición y modernidad de norte a sur

29 May

Hace unos días tuve la suerte de visitar y conocer más de cerca la bodega y los vinos de la familia Cándido Hernández Pio. No fue una visita cualquiera ya que desde que Óscar Hernández, uno de los hijos de Cándido y el que actualmente coordina la gestión de la bodega, nos recogió en La Laguna de camino hacia La Matanza de Acentejo me sentí como en familia.Entrada bodega de La Matanza

Después de una agradable ruta llegamos a una preciosa casa casi centenaria que da nombre a uno de sus vinos, “Balcón Canario”, y que es solo una parte de la bodega ya que esta familia también obtiene también caldos de la zona sur de la isla (Candelaria).

Durante la noche catamos más de 7 vinos, blancos secos y afrutados, tintos jóvenes y hasta un crianza, todos ellos comentados además por su enólogo Fermín, un palmero muy sabio que lleva a sus espaldas décadas de estudio y experiencia para sacar lo mejor de la uva.Óscar Hernández y Fermín, enólogo

Las bodegas “Cándido Hernández Pio” se fundan a principios de los años 80 por el patriarca de la famila, Cándido, siendo pioneras en Canarias en el embotellado bajo una denominación de origen. En la actualidad pertenecen a las denominaciones de Tacoronte de Acentejo y de Valle de Güímar; entre ambas poseen capacidad para más de 213.000 litros entre depósitos de acero y roble.

De las tres marcas de vinos que poseen: Viña Riquelas, Balcón Canario y Calius, éste último merece una mención especial ya que apenas lleva cinco años en el mercado y cuenta con cinco caldos (blanco afrutado, blanco monovarietal Marmajuelo con paso por barrica, tinto tradicional y tinto reserva). Calius se elabora con uva obtenida en la finca de Candelaria a una altitud de 150 metros sobre el nivel del mar y procedentes de una vendimia seleccionada. En total, casi 20 hectáreas repartidas entre el norte y el sur que combinan vides jóveVinos catadosnes con centenarias de las que se obtienen vinos con una amplia variedad de matices y donde el consumidor puede elegir entre una gran gama, algo poco frecuente en las bodegas de las Islas.

El trabajo del día a día ha sido recompensado con varios reconocimientos, como la medalla de oro Agrocanarias 2012 a su vino tinto reserva, algo que los anima a seguir ampliando sus viñedos con nuevas cepas y continuar mimando la uva desde la tierra hasta su elaboración para obtener unos caldos que enamoran.

Más que una Casa del Vino

24 May

Enclavada en uno de los Entrada a la Casa del Vinositios con mejores vistas de todo el norte de Tenerife, la Casa del Vino La Baranda en El Sauzal es un lugar de obligada visita para residentes y extranjeros que quieran conocer de cerca nuestras tradiciones.

En una antigua hacienda restaurada, la Casa del Vino esconde en su interior diversos espacios donde el visitante puede evadirse durante horas y adentrarse en el sector primario de las Islas.

La finca La Baranda junto con la casa fue adquirida por el Ayuntamiento de El Sauzal en 1989 y cedida gratuitamente al Cabildo Insular de Tenerife en 1992 con el objeto de que se instalase la Casa de la Vid y del Vino.

Jorge de Miguel García, Gerente de la Fundación Tenerife Rural y que a su vez gestiona la Casa del Vino, me mostró personalmente muchos de los secretos que esconde el lugar, como su pequeña capilla dedicada a San Simón situada al lado de recepción donde al alzar la vista nos sorprende el artesonado realizado en madera con preciosos tallados y coloridos que se conservan tal cual se encontraron.Con Jorge de Miguel y Ana en la sala de degustaciones

Para Jorge de Miguel, “este lugar ofrece infinitas posibilidades y queremos, en los próximos meses, abrir más la casa para que la conozca, en primer lugar, la gente de la isla ya que nos hemos dado cuenta de que muchos canarios nunca la han visitado”. Por otra parte el Gerente de la Fundación señala que, a pesar de las dificultades económicas, “tenemos muchos proyectos en marcha y algunos de ellos ya han dado muy buenos resultados como el I Mercadillo Vintage. Queremos seguir en esa línea, sin dejar de ofrecer los diferentes cursos de cata en todos los niveles siempre de manera breve y amena para el público en general”, apostilla Jorge de Miguel.

Además del patio central de la casa con su lagar antiguo, la tienda y la sala de degustaciones que cambian de vinos cada 15 días, La Baranda esconde otros muchos sitios que descubrir. Una de esas zonas son las dependencias donde se encuentra el Museo de la Vid y el Vino (ubicado en la antigua bodega de la casa), en el que podemos conocer de cerca el sector vitivinícola de las Islas desde el pasado hasta la actualidad. El segundo lugar es la Casa de la Miel que nos brinda la oportunidad de acercarnosAlgunos de los productos a la venta al mundo de la miel y de todo su proceso. Con todo esto se pretende continuar la labor de promoción y valorización de las mieles de Tenerife que realiza el Cabildo Insular.

Por otra parte desde la gerencia de la Casa del Vino pretenden que el lugar sea conocido también por la gente más joven, “cada martes ya nos visitan unos 50 niños con los que trabajamos en talleres y los involucramos en el valor del trabajo del campo y hacemos cInterior Casa del Vinoon ellos una cata de mieles. Junto a esto queremos enfocar también otras actividades para público adulto y joven, como conciertos al aire libre de diferentes músicas, y así romper un poco el molde tradicional con el que se suele asociar a la Casa donde muchos creen que sólo se va a degustar vino y que es un sitio para gente mayor”, señala Jorge de Miguel.

Por último, si queremos pasar uEl antes de la Casana velada más larga y terminar con buen sabor de boca nuestra ruta, la Casa nos ofrece la posibilidad de almorzar o cenar en su restaurante que posee una terraza envidiable con unas vistas únicas a la costa del norte de Tenerife.

En definitiva, la Casa del Vino es una lugar de obligada visita para residentes y extranjeros, para grandes y pequeños, donde al entrar se experimenta una vuelta al pasado que nos hace comprender mejor el presente y el futuro de Tenerife junto con la importancia de su conservación.

Crema de lechuga

25 Abr

Muchas veces os habrá quedado en la nevera un trozo de lechuga con el que no sabéis que hacer. Ahora que llega el buen tiempo les propongo una receta fácil, rápida y muy económica: crema de lechuga. La descubrí hace poco y una vez elaborada te sorprenderá su textura y sabor.lechuga

Ingredientes:

  • Media lechuga
  • Un poco de mantequilla (o aceite de oliva)
  • 2 vasos de caldo de verduras o de pollo
  • queso para untar (o nata para cocinar)
  • una o dos papas
  • sal
  • pimienta
  • perejil

Preparación:

Ponemos al fuego la lechuga lavada y picada (no hace falta que sea en trozos pequeños), con la media pastilla de caldo que hemos previamente disuelto en el agua. A continuación hechamos la papa pelada y en trozos, la sal, la pimienta, el perejil y la mantequilla.

Dejamos cocer a fuego medio hasta que la papacrema de lechuga esté blanda y apartamamos. Con un cucharón vamos cogiendo la lechuga con un poco de agua y la papa y lo ponemos en la batidora. Lo hacemos con un cucharón para ir comprobando si la queremos más o menos espesa. Una vez en la batidora le añadimos una cucharada grande de queso para untar o de nata para cocinar al gusto.

Trituramos con la batidora, rectificamos de sal y comprobamos la consistencia que deseemos, más o menos espesa. La lechuga tiene mucha agua, por lo que recominendo que vayas añadiendo poco a poco el agua.

La crema se puede servir caliente o templada y acompañada de picatostes o de taquitos de jamón serrano. ¡Buen provecho!