Tag Archives: cata

Bastante Wine y algo de Sex

31 Ene

Desde hacía ya algunos meses quería acudir al Wine & Sex (Invierno), una cena muy especial organizada en cada estación del año por Bodegas Monje (Tenerife) con cata de vinos incluida, donde además se degustan platos afrodisiacos, todo ello acompañado de un show erótico y con la demostración y venta de productos eróticos a cargo de las empresas Sex Boutique y Locaplaya.

Para la velada nos citaron a las 20:30 horas (se rogaba puntualidad) aunque el acto comenzó mucho después, pasadas las 21 horas, y hasta ese momento nos trasladaron a una sala sin ningún tipo de ambientación (con el frío que hacía hubiera sido recomendable para entrar en calor). Por suerte, la espera se hizo más agradable charlando con varios amigos e intercambiando opiniones acerca de cómo sería la noche que nos esperaba.

Luego nos dirigieron a las entrañas de la bodega, donde fuimos testigos de un espectáculo erótico aunque, para mi gusto, de erotismo y sensualidad tenía poco. Eso sí, me hizo reír bastante, sobre todo cuando sacaron del público a dos personas que tuvieron que participar activamente y acatar las órdenes de los actores y actrices del show.

La siguiente y última parada fue en otra sala de la bodega habilitada para la cena, donde nos recibió cálidamente Felipe Monje, para explicarnos qué experiencias “calientes” íbamos a vivir a lo largo de la velada y cómo se desarrollarían las actividades durante la noche. Comenzó seguidamente catando el primer vino de la cena, el Monje Dragoblanco 2011, que acompañó a una exquisita Ensalada de conejo escabechado con miel de romero, vinagre macho agridulce, beterrada y almendras saladas con menta.

Entre plato y plato los organizadores de la actividad proponían divertidas actividades y hacían participar a los comensales, que tuvimos que escenificar diversos “actos” en el escenario. Sin duda, lo mejor de la noche.

El segundo plato, Atún rojo sobre bulbo de hinojo asado, espárragos verdes confitados al cilantro y soja, estuvo regado con el Hollera Monje 2011, un tinto joven de maceración carbónica con un potente aroma a plátano y fresa.

Llegados a la carne, Bodegas Monje no defraudó y sirvió su plato estrella: el cochino negro, esta vez con un título muy sugerente, Nalgas de cochino negro canario sobre crema de castañas al anís, con orejones y dátiles a la canela; servido junto con Monje Listán Negro 2008, otro tinto pero criado durante 6 meses en barricas de roble.

El toque dulce llegó con la Crema de yogur al jengibre y bizcochón de vino tinto con sorbete de frambuesa, junto con el Monje Moscatel 2006, un caldo que me sorprendió gratamente dado su equilibrio respecto al dulzor y que evocaba aromas de flores blancas y desprendía un perfume embriagador, invitando a tomar más de una copa.

En definitiva, una velada diferente, divertida y sensual, donde, además de probar platos diferentes, disfrutamos de buena compañía y de profesionales dispuestos a hacernos “gozar” durante el evento.

La próxima edición será el 28 de abril, Sex & Wine Primavera, y hay que darse prisa porque las entradas se agotan muy rápidamente.

¿Sabes catar un vino?

14 Oct

A todos nos ha pasado alguna vez que hemos salido a cenar fuera de casa con nuestra pareja o con amigos y llega el temido momento: elegimos el vino y dice el camarero,  ¿quién lo cata?, todos se miran y aparece un dedo que señala a la persona de al lado: “él/ella lo catará”.

Sin embargo, este momento no tiene por qué darnos vergüenza, ya que con unas nociones muy básicas podremos hacer una sencilla cata de un caldo e ir aprendiendo poco a poco para degustar mejor los vinos que tomemos.

El proceso de catar no es sencillo y tampoco se aprende en un día, pero lo que quiero transmitir en este post son unas breves pautas para sacarle más partido al elegir un vino.

En la cata no sólo se utiliza el paladar para degustar, sino el olfato y la vista. De ahí que el lugar ideal para hacer la cata debe estar bien iluminado, aireado, silencioso, sin fuertes olores y a temperatura media. Las copas para la cata deben ser transparentes e incoloras, para apreciar su color y brillo.

Durante la degustación del vino se han de tener en cuenta varios aspectos:

  • El orden en la cata es: vista, olfato y gusto; e incluso interviene el sentido del tacto, ya que la lengua posee este sentido y nos puede dar información sobre su densidad, temperatura, gases carbónicos,…
  • El vino debe servirse a la temperatura adecuada. Se recomienda servir los vinos blancos jóvenes y cavas entre 6 y 9ºC, los vinos blancos con barrica y los rosados entre 10 y 13ºC, los tintos jóvenes entre 14 y 16ºC, los tintos con crianza o reservas entre 16 y 18ºC y los vinos dulces entre 7 y 10ºC.
  • Empezamos con la fase visual, cogiendo la copa por la base para no calentar el recipiente donde está el líquido y observamos a su través para ver el vino a contraluz o contra un fondo o mantel blanco (es el ideal) para apreciar su color, brillo y limpieza.
  • Durante la fase olfativa se acerca la copa sin agitar hacia la nariz para inhalar los aromas “primarios” provenientes de la variedad de uva, se mueve la copa en torno a su eje vertical, para que el vino suba por las paredes y así apreciar “las lágrimas” que deja el vino en la copa (que denota el grado de alcohol) y también los aromas “secundarios”, procedentes de la fermentación. Se puede agitar de nuevo la copa para liberar más aromas y así percibir los “terciarios”, si los tuviera, que proceden de la crianza del vino, ya sea ésta en barrica, en botella o en ambas. Se dice que un vino tiene “bouquet” si presenta aromas “terciarios”.
  • Por último, en la fase gustativa, se prueba el vino con un pequeño sorbo, moviéndolo de un lado a otro de la boca con la lengua para apreciar los cuatro sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo. Un vino “redondo” es aquel que logra un equilibrio entre los cuatro sabores básicos. También se suele hacer entrar aire por la boca mientras aún tenemos el sorbo en ella expulsándolo por la nariz, para apreciar con mayor intensidad sus aromas.

Dentro de cada uno de los apartados anteriores, debemos además de tener en cuenta otros aspectos muy importantes para saber si hemos elegido el vino correcto: los tipos de colores que distinguimos en la copa, la brillantez, la densidad, los aromas, … pero eso será tema de otro post. Por ahora con estos sencillos pasos y con mucho entrenamiento podemos llegar a ser unos catadores principiantes pero con muchas ganas de seguir aprendiendo más sobre este maravilloso mundo de los vinos.