Archivo | agosto, 2012

Ensalada de manzana y queso

14 Ago

Cuando el calor aprieta nada mejor para refrescarse que tomar de almuerzo o cena esta rica ensalada de manzana y queso canario. Esta receta ha sido extraída del libro “Recetas de quesos canarios” publicado por Gestión del Medio Rural de Canarias (GRM) hace algunos años y su autor es el chef Jesús González, aunque yo le he dado algunos toques “personales”.

Ingredientes:

  • Una manzana
  • Queso semicurado canario
  • Pipas de calabaza
  • Brotes tiernos de lechugas (de la que venden ya lavada y envasada)
  • Dulce de membrillo
  • Aceite de oliva
  • Azúcar
  • Agua

Preparación:

Cortamos una fina lámina de manzana, o varias, y las ponemos una junto a la otra en una bandeja. Las rociamos con un poco de limón para que no se oxiden.

Seguidamente cortamos en dados el queso y el dulce de membrillo y lo reservamos.

Ahora es el turno de las pipas de calabaza, que garrapiñaremos untándolas con un poco de aceite para luego meterlas en el horno durante unos 3 minutos, hasta que se inflen. Las sacamos del horno y las reservamos. Luego en un cazo ponemos 140 gramos de azúcar  y  un poco de agua. Llevamos a ebullición y añadimos las pepitas, sin dejar de remover, hasta que cristalice.

Finalmente  montamos la ensalada: colocamos las láminas de manzana, luego los brotes verdes, el queso, el membrillo y por último las pepitas de calabaza. Aliñamos al gusto con aceite de oliva y finas hierbas, por ejemplo, o con un aliño de aceite y vinagre. ¡Buen provecho!

Anuncios

“Doña Laura” postres con tradición

3 Ago

Este pasado fin de semana tuve la suerte de conocer de cerca una empresa canaria que se dedica a elaborar una de mis debilidades: los postres caseros. Se trata de “Doña Laura”, una fábrica que nació en 1990 en un pequeño local situado en La Laguna donde cocinaban, con el mismo cariño de ahora, postres canarios que su propietario vendía en su furgoneta directamente a los restaurantes de Tenerife.

Facundo Aguilera es el artífice de “Doña Laura”, y aunque es sevillano, lleva más de 10 años enamorado de Tenerife, isla que visitó en los 90 por trabajo y de la que quedó prendado, embarcando a su mujer e hijos en una aventura emprendedora. “Me di cuenta de que al llegar a un bar o restaurante sólo tenían uno o dos postres, entre los que siempre figuraba el quesillo, y vi que podía ser un buen negocio el iniciar una actividad de elaboración de postres artesanales para vender en los pequeños negocios y que pudiesen ofrecer más variedad de postres”, afirma Facundo.

Este canario de adopción tuvo claro desde el principio que quería trabajar con las pequeñas empresas, ya que la forma de negociar de los grandes centros, con los que antes ya había tenido contacto, no le gustaba. De esta forma empezó su andadura en las Islas, primero con otro socio pero luego sólo con su familia y sus ganas de ofrecer postres de calidad a buenos precios.

En cuanto al nombre de la empresa, “Doña Laura”, Facundo nos afirma que tiene una larga historia, pero sólo nos desvela que eligió un nombre de mujer  porque estas tradicionalmente siempre han sido las que han realizado los dulces en las Islas, “las Doñas”. Asimismo, el nombre de “Laura” fue elegido porque era una persona cercana a la empresa.

“Comenzamos con 3 ó 4 postres y poco a poco hemos ido aumentando nuestra carta de exquisiteces, entre las que destacan el arroz con leche, bienmesabe, natillas, tarta tres leches, mousse de gofio, frangollo, mousse de limón, delicia de mango, tiramisú, leche asada, crema de yogur con tocino de cielo, Príncipe Alberto,…” señala Aguilera.

Después de un recorrido por las instalaciones de la fábrica, Facundo nos recuerda lo difícil que fueron los comienzos y como, con mucho trabajo, esfuerzo y dedicación, tienen actualmente presencia en casi todas las islas menos en El Hierro. Eso sí, siempre manteniendo su filosofía de elaboración artesanal, usando fogones de gas, sin emplear conservantes y, lo más importante, comprando materias de primera calidad para elaborar todo lo que hacen. “Trabajamos con leche fresca pasteurizada y yogur comprados en granjas de Tenerife; huevos frescos, chocolate belga, almendra Marcona, Mascarpone italiano,… es la base de un buen producto”, apunta Facundo Aguilera.

Pese a lo tradicional en la elaboración, Aguilera ha dotado a su fábrica, situada en el polígono de La Campana en El Rosario, de las últimas tecnologías como es el sistema de filtrado del aire que entra en las salas de elaboración, un sistema de esterilización por ozono, potentes abatidores… todo para asegurar la calidad y durabilidad de sus productos, evitando el uso de conservantes, y sin perder el carácter “casero” de sus postres.

En definitiva, un ejemplo de empresa canaria que ha sabido poco a poco ir introduciéndose en nuestros paladares con la elaboración de unos riquísimos postres que cada día se superan.