Archive | septiembre, 2012

La Destiladera, el sabor de lo tradicional

25 Sep

Hace unos días realicé una entrevista a Isidro Concepción Rodríguez, gerente del Centro Especial de Empleo La Destiladera, para el magazine cultural El Alisio de mi buena amiga Anjara. Me sorprendió gratamente conocer la labor que se realiza en La Destiladera, una empresa pública promovida por el Ayuntamiento de la Villa de Breña Alta, en la isla de La Palma, y por eso he querido trasladar el reportaje hasta Buchitos.

En La Destiladera trabajan día a día para elaborar unos productos de gran calidad, y, sobre todo, hechos con mucho esfuerzo y dedicación. El espacio inició su andadura en 1998 y actualmente se dedica a varias actividades: elaboración y venta de tabacos, mojos, licores, artesarnía, servicio de mantenimiento y jardinería,…

El licor de nísperos “Unbreña” es una de sus últimas creaciones; una bebida elaborada artesanalmente siguiendo las antiguas recetas y conservando las viejas tradiciones de La Palma pero adecuándose también a las técnicas actuales. Las características del producto radican en que no se destila con alcohol sino que se usa como base el ron Aldea y se maceran los nísperos con sus pipas, transformándose luego en licor.

El gerente del Centro Especial de Empleo La Destiladera eligió el níspero porque es una fruta que en los últimos años ha quedado en el olvido, sin embargo, “antes era muy apreciada y las familias cada año cogían de sus nispereros el fruto color naranja. Hoy en día muchos de los árboles están abandonados y ni siquiera se recoge el fruto”, asegura Isidro Concepción.

Respecto a la originalidad del nombre, Isidro nos comenta que “Unbreña” surgió de un sueño y después de barajar muchas palabras, ya que no querían poner en la nueva bebida sólo “licor de nísperos” sino que pretendían buscar un nombre diferente que identificara además el lugar en el que es elaborado (Breña Alta).

“Además del de nísperos, que es la novedad, también elaboramos licores de vainilla y canela, de naranja, limón y canela, frutos del bosque,… y queremos seguir ampliando nuestra gama de bebidas alcohólicas obteniéndolas de frutas más desconocidas para el público en general, como de ciruelas, almendras, nueces,…”, apostilla el gerente de La Destiladera.

Por ahora sólo los palmeros o los que se acerquen a La Palma pueden conseguir el preciado licor, ya que sólo lo comercializan a nivel insular por la falta de logística. Asimismo, es un licor de serie limitada y numerada que sólo sacarán en la temporada de los nísperos, algo que dificulta su comercialización fuera de la isla.

A pesar de esto, La Destiladera tiene como objetivo el poder competir con otras empresas licoreras y para ello han creado un producto donde prima la calidad por encima de la cantidad. Desde Buchitos Gastronómicos les deseamos mucha suerte en este proyecto y en todo lo que se propongan.

Coliflor con bechamel y queso curado

10 Sep

Las vacaciones de verano van llegando a su fin y toca volver a la rutina diaria, aunque si se hace con una sonrisa y preparando un rico plato para llenarse de energía la vulta se hace más fácil. Hoy les propongo una receta fácil, económica y nutritiva que podéis elaborar en muy poco tiempo y apta para tomar después de los “excesos” que todos cometemos en verano.

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • 100 gramos de queso curado canario
  • 20 gramos de aceite de oliva
  • 80 gramos de harina
  • 1 litro de leche
  • nuez moscada
  • sal
  • pimienta negra

Preparación:

Cocinamos la coliflor y para ello la introducimos en un cazo con agua y sal hasta cubrirla. La retiramos antes de que empice a hervir. Esto lo hacemos tres veces más, ya que con esta cocción la coliflor es más digestiva.

Por otro lado ponemos en otro recipiente el aceite, la harina, sal y luego poco a poco añadimos la leche sin dejar de remover hasta conseguir una espesa bechamel.

Seguidamente escurrimos la coliflor y la colocamos en una bandeja para horno (éste debe estar precalentado).  La cubrimos con la bechamel y le rallamos el queso curado (al gusto).

Por último llevamos al horno y gratinamos durante 5 mintuos a 200 grados.

¡Buen provecho!

¡Nos vamos de vendimia!

7 Sep

El cultivo de la vid en Canarias, en cuanto a superficie cultivada, es el segundo más importante, algo a tener en cuenta en estas fechas donde las bodegas de las Islas comienzan a oler a mosto y a fermentaciones.

Además de ocupar una importante cantidad de terreno, contamos con 21 variedades de vid únicas, según una investigación realizada por el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA). Algo que hace que nuestros caldos sean diferentes a los de otras partes del mundo y valorados internacionalmente.

El patrimonio vitícola de Canarias es muy amplio gracias a la gran cantidad de variedades traídas por los conquistadores en el siglo XV, principalmente de toda la geografía peninsular y de otras culturas del Mediterráneo, debida a la privilegiada situación geográfica del archipiélago que fue escala obligada en las rutas oceánicas.

Este año la recolección de la uva se ha adelantado en casi todas las Islas debido a las altas temperaturas. Pese a esto, en Tenerife, por ejemplo, se espera una buena producción sin daños visibles en las zonas bajas, donde ha habido una buena floración y cuajado del fruto, con racimos parejos. Sin embargo, las zonas de medianías y altas debido a las olas de calor, han visto mermada su producción en este verano 2012, uno de los más calurosos de las últimas décadas.

Aunque no todo son malas noticias. La denominación de origen Tacoronte-Acentejo, por ejemplo, prevé aumentar un 40% su producción esta campaña hasta superar los 1,2 millones de kilos de uva, respecto a la vendimia anterior, que terminó con la recolección de 842.260 kilos. La vendimia que comenzó el pasado 10 de agosto está previsto que finalice a principios de noviembre.

En cuando a la Denominación de Origen Abona, los responsables señalan que este año no será de excelente cosecha ya que la uva no ha madurado bien y se ha adelantado su recolección debido a las sucesivas olas de calor. Pese a esto, algunas fincas sí han tenido buena producción, sobre todo en las zonas bajas.

Después de tantos meses de cuidado y esmero con las vides llegan los últimos días en los que finalizará la vendimia, donde la uva es recolectada y llevada a la bodega, luego se despalillarán los racimos, se hará el encubado, el remontado a depósito, el prensado… y una serie de diferentes y duros trabajos, aunque muy gratificantes y donde siempre se aprende algo nuevo.

Desde aquí quiero hacer llegar mi agradecimiento a los que día a día, haga frío o calor, están al pie del campo, cuidando con esmero y dedicación lo que se siembra en el terruño para luego obtener los frutos esperados que muchas veces no se pagan con dinero.