Archivo | julio, 2011

Jornadas Gastronómicas de la cebolla

29 Jul

Las cebollas tradicionales de Tenerife, junto con el atún, serán las protagonistas de unas jornadas gastronómicas que tendrán lugar del 3 al 6 de agosto en el Restaurante Lucas Maes, en La Orotava.

La cebolla fue introducida en Canarias tras la conquista y durante el siglo XIX se exportaron hacia América y al Caribe. Durante la primera mitad del siglo XX desde el continente americano incluso se llegaron a demandar semillas de las cebollas producidas en Tenerife por su gran calidad y alto rendimiento.

Tenerife cuenta con diversas variedades de cebollas, como la de Masca, Los Carrizales y Guayonje. La peculiaridad de estas cebollas está en que se trata de variedades subtropicales, adaptadas a nuestra latitud y condiciones ambientales, que pasan el invierno en la tierra y producen en primavera-verano.

La cebolla de Masca, por ejemplo, se produce en los meses de junio y julio. Se vende en ristras y se puede encontrar en los mercados locales. Por su parte, la los Carrizales se produce en el Carrizal Alto (Buenavista del Norte) pero la venta es directa (suele ser en la propia casa del agricultor). Pero quizás la variedad más conocida es la de Guayonje, en Tacoronte, que tiene su cosecha entre mayo y junio y puede encontrarse en el mercado del agricultor del propio municipio. Es ideal para ensaladas.

El menú que tiene preparado para la ocasión el Restaurante Lucas Maes en el municipio de La Orotava, se compone de entrante, dos platos principales y postre, con la presencia en todos ellos de la cebolla:

  • Ceviche de atún, cherne y vieira, cebolla de Guajonje macerada, sandía y soja.
  • Taco de atún envuelto en sésamo tostado, sal negra, pimienta rosa, jengibre y chutney de cebolla de los Carrizales.
  • Reducción de sopa Miso, atún pochado en infusión de vainilla y fideo de cebolla de Masca y Guayonje.
  • Mini sablée de manzana, crema de queso con Mascarpone y crujiente de cebolla.

Como podrán comprobar por el nombre de los platos, del 3 al 6 de agosto los comensales disfrutarán de unas preparaciones únicas, acompañadas de los vinos de la bodega Suertes del Marqués – Soagranorte (D.O La Orotava). Para más información y reservas: Lucas Maes Restaurante, teléfono 922-32-11-59.

Anuncios

Bodegas Teneguía, la joya de Fuencaliente

25 Jul

Esta pasada semana tuve la suerte de conocer al enólogo de Bodegas Teneguía, en la isla de La Palma, donde se elaboran unos vinos excepcionales y mundialmente conocidos pero que nunca antes había tenido la oportunidad de probar.

Bodegas Teneguía (situada en Fuencaliente) tiene más de 60 años de historia, y en la actualidad está formada por casi 300 socios, aunque sigue manteniendo la tradición de los cultivos de La Palma pero introduciendo modernas técnicas de vinificación para elevar la calidad de los caldos. En el cultivo se siguen practicando labores ancestrales, transmitidas a través de generaciones: pie rastrero, podas tradicionales o parras de siglos en varietales que sólo se han conservado en este municipio y que han dado tanta fama a sus vinos: malvasía, sabro, gual, para los dulces, listanes, bujariego, negramoll, bastardo, baboso,…

Con el enólogo de la bodega, Carlos Lozano, tuve la suerte de catar algunos de los mejores vinos de Bodegas Teneguía, entre los que se encontraban varios malvasías, que han dado a la bodega los mejores reconocimientos a nivel regional, nacional e incluso mundial. Las centenarias parras de malvasía proporcionan una uva de calidad cultivadas en las faldas del volcán de San Antonio, que ofrecen unos vinos dulces y secos únicos.

La cata tuvo lugar en la vinoteca El Gusto por el Vino (Santa Cruz de Tenerife), donde pudimos degustar 6 magníficos caldos comentados por su creador:

– Albor 2010 (albillo, bujariego, listán blanco y marmajuelo).

– La Gota 2010 (negramoll, marmajuelo, listán y albillo).

– Teneguía Malvasía Seco 2010.

– Malvasía dulce 2010.

– Malvasía dulce 2008 (Botritis).

– Malvasía dulce reserva 2006.

Los 6 vinos catados fueron de una calidad excepcional, sobresaliendo los malvasías y una de las nuevas creaciones: el blanco “Albor 2010”, con un diseño muy innovador, ya que posee una etiqueta termosensible que cambia de color para indicarnos cuándo el vino está en la óptima temperatura para beber, además de mostrarnos en su interior el nombre del vino. Sin duda, una gran idea que gustará al consumidor y que será un aliciente más para que pruebe la amplia gama de caldos que nos ofrece Bodegas Teneguía.

¿Conoces los Vinos de Tenerife?

21 Jul

Podemos afirmar sin ninguna duda que Tenerife es una isla de vinos. Dentro de este pequeño territorio nos encontramos nada más y nada menos que con 5 denominaciones de origen (Abona, Güímar, Tacoronte-Acentejo, Valle de la Orotava e Ycoden-Daute-Isora) que integran amás de 100 bodegas.

La primera zona, Abona, corresponde al sur de la isla, con un total de 1.200 hectáreas de viñedo, del que el 60% corresponde a variedades blancas cultivadas en terrenos con una altitud que va desde los 400 hasta los 1.700 metros. La uva más cultivada es la Listán Blanco.

En segundo lugar, y también en el sur de la isla, llegamos a la Denominación Valle de Güímar, con más de 1.500 hectáreas cultivadas, en su mayoría de Listán Blanco. Son destacables también los malvasías dulces y espumosos.

En la vertiente norte se encuentre Tacoronte-Acentejo, quizás la zona más conocida por ser la primera que se fundó y la más extensa (2.400 hectáreas). Aquí se elaboran en su mayoría vinos titnos, con Listán Negro, Negramoll, Listán Blanco, Moscatel y Malvasía.

Continuamos con el Valle de la Orotava, también en el norte, donde destacan las variedades tintas de Listán Negro, Negramoll y las blancas de Listán Blanco, Gual, Malvasía, Verdejo y Vijariego.

Por último, situada en el noroeste de Tenerife, está Ycoden-Daute-Isora, donde el 80% de su vid es Listán Blanco y Listán Negro.

La tradición vitivinícola de Tenerife data del siglo XVI, tiene origen español y portugués. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII una gran parte de los vinos de la Isla fueron exportados hacia Europa y América, reconociéndose su calidad en diferentes países.

Hoy en día Tenerife sigue teniendo en el vino un importante patrimonio cultural muy arraigado, aunque muchas de las generaciones más jóvenes han abandonado los cultivos que, en la mayoría de los casos, heredaron de sus antepasados. Por esta razón, desde los diferentes organismos públicos y privados se llevan a cabo en Tenerife diversas iniciativas, como la Ruta del Vino, la Fiesta de los Vinos,… para que el continúe la tradición vitivinícola y no se abandonen las plantaciones de viña.

Entre los caldos de Tenerife podemos encontrar vinos blancos, tintos y rosados en las categorías secos, semisecos, dulces y semidulces; de barrica, licorosos, espumosos, generosos, de aguja, crianza, reserva, gran reserva, jóvenes, maceración carbónica, barrica semicrianza y crianza. Una amplia gama para todos los gustos.

Los suelos volcánicos, la influencia de los vientos alisios y las peculiaridades de Tenerife en cuanto a sus microclimas, hacen que sus caldos tengan cada día más reconocimientos, dentro y fuera de las Islas, por sus aromas y paladares diferentes. Galardones que están llevando a los vinos de Tenerife a estar entre los más cotizados por su calidad y singularidad.

Jornadas gastronómicas en El Archete

19 Jul

El Restaurante El Archete (Calle Santa Ana nº10 – Frente a la Plaza Santa Ana en Candelaria, Tenerife) está llevando a cabo unas jornadas gastronómicas de verano donde ofrece un menú degustación con cinco platos maridados con vinos de la DO Valle de Güímar.

Ángel Rodríguez, chef de la bodega, elaborará sus sugerencias gastronómicas hasta el próximo día 23 de julio, todas ellas con ingredientes de la tierra seleccionados para hacer cada plato único.

El menú y los vinos elegidos no dejan indiferente al comensal, que podrá pasar una agradable velada con unos platos acordes con la época estival, donde se resaltan los buenos caldos de la zona sur, en Güimar.

Como primer plato Ángel ofrece una “Ensalada verde con vinagreta de yogurt de cabra -higos pasados y almendras fritas”, acompañada de Brumas de Ayosa Blanco Seco 2010.

A continuación le sigue un “Carpaccio de atún con aliño de melocotón y pistachos”, unido a un Borujo Blanco Barrica.

Le sigue de nuevo el pescado, esta vez con “Medregal con mayonesa de lima y risotto de bubango al aroma de hierbas”, acompañado de Contiempo Rosado 2010.

En cuarto lugar, “Magret de Pato con chutney de verduras – frutas y reducción de caramelo”, ligado a la misma bodega anterior, pero con su Contiempo Tinto Tres meses barrica 2010.

Por último, para endulzar el paladar y ligado a nuestra harina estrella, Ángel Rodríguez ofrece “Huevos mole con espuma de gofio”, con Vega las Cañas Blanco Afrutado 2010.

El precio, con los vinos incluidos, es más que apetecible (Precio: 28.00€, IGIC incluido), eso sí, se recomienda reservar en los teléfonos: 922 500 354 – 922 505 424.

¡Buen provecho!

Bodega Arca de Vitis, aromas para los sentidos

18 Jul

Puedo afirmar que Arca de Vitis (elaboran los vinos Contiempo) es una de mis bodegas favoritas, no sólo por su ubicación, en el precioso Valle de Güímar, sino también por lo cuidado de sus viñas y de los alrededores de la finca. Un lugar que transmite paz y tranquilidad.

He  tenido ocasión de visitar la bodega un par de veces, y desde aquí quiero agradecer a sus propietarios, y en especial a Patricia Pérez, por mostrarme con tanto cariño y dedicación toda la bodega y enseñarme muchos de los secretos que utilizan para elaborar los caldos Contiempo.

La finca de Arca de Vitis se creó en los años 40, aunque en esa época estaba plantada de uva de mesa y de árboles frutales. Fue en 1993 cuando ponen en marcha el proyecto de la viña, cultivando diversas variedades de uva en sus propios viveros para luego sembrarlos en la finca e incluso vender las cepas a otros viticultores de la zona.

Los vinos Contiempo se caracterizan por una filosofía sencilla pero de gran importancia: el producto obtenido de la uva se tiene que identificar con el terruño; de ahí el gran cariño que todos sus trabajadores ponen en cada una de las parcelas cultivadas para obtener unos caldos diferentes y únicos.

El 90% de la producción de Contiempo es de vino blanco, aunque en esta cosecha han elaborado también un rosado, quizás para los más jóvenes o para aquellos que aún no han dado el paso de probar los caldos canarios. Pero sin duda el vino puntero de la bodega es el Vidueño, con 2 meses en barrica, un caldo que tuve el placer de catar en su mejor momento (Vidueño 2009). Se caracteriza por ser amplio en boca, con mucho volumen y desprender aromas de especias balsámicas; muy adecuado para tomar con comidas asiáticas.

Pero no sólo del vino vive Arca de Vitis, este pasado año han introducido en la finca las rutas guiadas (de martes a sábado) y las auto-guiadas, donde el visitante puede conocer un poco más de la zona caminando e incluso en bicicleta. Y además de esto, una iniciativa que han creado hace unos meses y que me ha llamado mucho la atención es el apadrinamiento de la viña, iniciativa surgida a través de Facebook y que ofrece la posibilidad de tener una “cepa apadrinada” con tu propio nombre, para así verla crecer y evolucionar. Sin duda, una idea muy innovadora y que está haciendo que Arca de Vitis aumente su número de seguidores y de personas que valoran y aprecian el mundo de los vinos. Para más información podéis visitar sus web,  Arca de Vitis.

El Gusto es mío

15 Jul

Aunque ya abrió hace unos meses en Santa Cruz (en octubre del pasado año), quiero dedicar estas líneas a la vinoteca El Gusto por el Vino, situada en la calle San Sebastián número 55, ya que es un lugar único de obligada visita para los amantes del buen vino o incluso para aquellos que se estén adentrando en el mundo de los caldos.

En el recinto podemos encontrar una amplia gama de vinos, con 800 referencias, tanto de vinos canarios como de las diferentes regiones productoras españolas, francesas, alemanas, italianas, portuguesas, argentinas, chilenas,… Además, ofrece al público en general y al sector de la restauración el poder adquirir todo tipos de vinos y de otras bebidas alcohólicas (ginebras, cavas, champanes,…).

Por otra parte, si estamos indecisos en qué vino comprar o regalar, el sumiller y director de la vinoteca, Sergio Santos, junto con su equipo, nos asesorará para elegir el caldo perfecto para cada ocasión.

La vinoteca posee también una zona de degustación por copas con un innovador dispensador que funciona a través de un sistema de tarjetas, además de una espectacular cava climatizada donde están las “joyas de la corona”.

Pero no sólo se puede acudir a El Gusto por el Vino para adquirir una bebida, también en la vinoteca se realizan semanalmente catas comentadas, de vinos canarios, nacionales e internacionales; todas ellas realizadas por los profesionales de las bodegas invitadas.

Sin duda, un lugar ideal para los entusiastas del vino y para todos los que quieran conocer la amplia oferta vitivinícola que existe en Canarias y en el resto del mundo.

Aromas frescos en la bodega “El Borujo”

11 Jul

Después de varios kilómetros de carretera de subida por Arafo (Tenerife), llegamos a la bodega El Borujo, donde su enólogo y propietario, Juan Francisco Fariña, nos recibe cordialmente a las puertas de su pequeña bodega con unas vistas envidiables de toda la costa y del Valle de Güímar.

Juanfra, como lo conocen en la zona, nos explica que la denominación de la bodega, Borujo, proviene del nombre que se le da en el Valle de Güímar a los desechos del mosto (pepitas, bagazo,…), sin duda, un atractivo más para adentrarnos en los secretos de El Borujo.

La bodega, fundada en el siglo pasado, “nació gracias a mi padre, que es el que desde los comienzos hacía y vendía su propio vino. Después, en 1999, yo comencé a introducirme en el negocio y la bodega pasó a formar parte de la Denominación de Origen Valle de Güímar”, comenta Juanfra.

Sus viñedos propios se encuentran en los altos de Arafo, con una altitud sobre el nivel del mar que oscila entre los 750 y los 800 metros. “La mayor parte de la uva cultivada es blanca, destancando el listán blanco, moscatel y albillo, ésta última una nueva variedad que aporta acidez y que se adapta a la perfección a los suelos de Arafo”, explica Juan Francisco. Respecto a las tintas, cultivan listán negro y tempranillo.

Los vinos blancos que elaboran destacan por la frescura de los aromas florales y frutales, ideales para disfrutarlos en cualquier ocasión. En cuanto al tinto, destaca la juventud y la explosión de aromas gracias a las variedades con las que está elaborado.

“Para nosotros, el objetivo final a la hora de sacar al mercado nuestros vinos es que el consumidor nunca deje de sorprenderse y premiar así la fidelidad que cada año deposita en nostros”, apostilla Juan Francisco.

Además de la elaboración de vino, al lado de la bodega se sitúa el Restaurante el Borujo, propiedad de la familia, que comienza su andadura en 1994 con la intención de ofrecer al público platos caseros de la cocina típica de la zona y el vino de la bodega. Abre de miércoles a domingo en horario de mediodía.

De los tres vinos que elabora El Borujo, el Blanco Barrica es, sin duda, uno de los más sorprendentes, quizás por la sabia combinación de las variedades gual, malvasía, moscatel y marmajuelo. “Cuidamos la elaboración hasta el mínimo detalle; realizamos la vendimia y elaboración de cada una de las variedades por separado, hasta que lo pasamos todo a barricas de roble donde se cría durante 4 meses con un removido semanal de sus lías”, nos explica el dueño de la bodega. Este caldo aromático y en el que destacan las notas de fruta madura y frutos secos se adquiere en pequeñas botellas de medio litro, como los buenos perfumes, y su calidad es conocida a nivel nacional, obteniendo 91 puntos en la Guía Peñín además de otros reconocimientos.

4ª Ruta de la Tapa en La Laguna

11 Jul

Hasta el 31 de agosto los amantes de las buenas tapas tienen su cita en la 4ª Ruta de la Tapa, coincidiendo con las fiestas de San Benito Abad que se celebran en La Laguna. Los establecimientos participantes optan a diversos premios, otorgados por los clientes que recorran diez locales inscritos en la ruta probando las tapas oficiales y entreguen el ‘Rutómetro’con sus votos antes del 3 de Agosto.

El precio de cada tapa junto con la bebida (copa, vaso de vino de Tenerife, cerveza, agua o refresco) es de 2,50 €.

Durante este mes de julio de 2011 se celebra, en La Laguna, la cuarta edición de la Ruta de la Tapa por San Benito. Este año con una participación de 71 establecimientos (24 más que el año pasado).

Para más información visten la web Ruta de la Tapa San Benito.

¡Buen provecho!

Cráter, el secreto de una gran bodega

11 Jul

Al lado de un molino de gofio se esconde una bodega única, pequeña pero acogedora, donde el olor a la uva en fermentación se mezcla con la harina canaria.

Nuestra visita nos lleva hasta Bodegas Buten (Bodegueros unidos de Tenerife), o Cráter, como la conoce la mayoría, en un “garaje” situado en el municipio de El Sauzal donde se elaboran 20.000 botellas de Cráter y 500 de Magma.

Todo surge en 1998, cuando un grupo de amigos emprende el proyecto de crear una bodega con la finalidad de descubrir las posibilidades de la tierra y elaborar un vino de calidad que pudiese viajar más allá de las Islas. Esto les llevó a crear un vino único, reflejo de la tipicidad marcada por los suelos volcánicos y las variedades Listán Negro y Negramoll que se cultivan en Tacoronte y el Sauzal, con viñedos entorno a los 400 metros sobre el nivel del mar y donde se practica una viticultura integrada y sostenible.

Nos recibe Loles Pérez Martín, la enóloga de la bodega desde hace varios años y la principal responsable de que los vinos de Cráter sean unos de los más importantes a nivel canario, nacional e incluso internacional.

Aunque no es frecuente encontrar a una mujer que lleve la elaboración de los vinos en una empresa vitivinícola, Loles, aunque muy joven, cuenta con varios años de experiencia vinícola en la península e incluso en Francia. “Con 19 años quería formarme en arte dramático en Londres, pero mis padres me dijeron que antes tenía que estudiar otra cosa, por lo que decidí irme a Madrid, donde estaba la Escuela de la vid y el vino”, comenta Loles. Seguimos recorriendo la bodega mientras contemplamos el proceso de elaboración del vino y Loles continúa hablándonos de su trayectoria, “después de Madrid me fui a Burdeos, a Montagne Sant-Emilian, una escuela dedicada a la viticultura, ya que comprendí que era ésa mi verdadera vocación y lo que me gustaba”.

La vida de Loles prosigue después de su etapa en Burdeos y realiza sus prácticas en la Ribera del Duero, donde conoce al prestigioso enólogo Peter Siseck, y es contratada por éste para trabajar en su bodega Dominio, que elabora el vino Pingus, uno de los primeros caldos españoles en obtener la puntuación 100 en la influyente lista Parker. Loles afirma que en esa bodega aprendió gran parte de lo que sabe durante 4 años; después decidió regresar a su tierra para emprender nuevos proyectos.

La gerente de Cráter, Lourdes Fernández, confió en Loles muy rápidamente, y en medio año se quedó al cargo de la bodega. “Al principio aquí no fue fácil, no por la bodega, sino porque tenía que tratar con varios viticultores de la zona que, por ser mujer, no confiaban demasiado en mí y no entendían que fuera la enóloga de Cráter, pero con el tiempo me aceptaron y confiaron en mí”, concluye Loles.

Una de las novedades de esta bodega es la práctica de la agricultura biodinámica en su finca El Pino, una técnica creada por Rudolf Steiner que tiene como fin vivificar la tierra y las plantas para así obtener vides equilibradas y sanas en consonancia con el entorno. Lo que busca es devolver la vida biológica al viñedo y conectarlo con su ambiente.

“El proceso biodinámico es lento y paulatino; seguimos prácticas rudimentarias donde se preparan tratamientos a base de infusiones o productos homeopáticos así como excrementos de animales y los aplicamos siguiendo un calendario que nos designa los días y momentos ideales para realizar cualquier trabajo en la viña”, afirma Loles. Además, “el abandono de productos químicos y fertilizantes devuelve la vida animal al suelo, ayudando a restaurar el equilibrio de la planta y de su ecosistema; la biodinámica cuando se aplica con conocimiento permite transformar el vino en un elixir medicinal, logrando así vinos interesantes y personales”, ratifica Loles.

No es de extrañar que los vinos de Cráter sean conocidos mundialmente, ya que desde 1999 se exportan a EEUU, Suiza, Alemania, Japón o Singapur, donde han recibido innumerables reconocimientos.”Nuestro vino no ha sido profeta en su tierra, ya que antes hemos tenido que aparecer en revistas y obtener varias menciones en el exterior, aunque es cierto que en los últimos años en Canarias está siendo muy valorado y buena parte de la producción se queda en las Islas”, comenta Loles.

La bodega Cráter elabora unos caldos únicos y quien lo prueba, repite, traspasando fronteras y estando presentes en las más importantes guías de vinos, como en la Peñín, donde sus vinos son puntuados con más de 90 puntos.